top of page

TIPS para los recién llegados

Las dos primeras semanas después de la llegada son un poco locura. Los objetivos principales para empezar: buscar casa y comprar coche. De cada uno de estos temas existen otras entradas de blog específicas (hay muchos aspectos a tener en cuenta). Pero a la vez que te ocupas de estas dos tareas fundamentales en los primeros días, hay otras no menos importantes que requieren atención y tiempo.


Primero, sacar la tarjeta y número de identidad de la Seguridad Social. Acción ineludible si vienes a trabajar. La tarjeta en cuestión, es el mayor tesoro que puedes tener en EEUU. Aunque físicamente, se trata de un cuadradito de cartón malo, de baja calidad y endeble, la seriedad con la que debes tratar este documento es máxima. Desde el primer día que la recibí me hicieron temer por la posible suplantación de identidad. “Escóndela en casa!!!!!!” no la lleves contigo a ningún sitio!! no la pierdas!!! Tenla bien guardada y disponible en todo momento para cuando la necesites! Si alguien la roba o la encuentra y la utiliza en tu nombre puedes estar en graves problemas!” Ok…. entonces, vamos a ver… cómo lo hago con lo despistada que soy yo…. Así que, mi relación con mi tarjeta de la seguridad social aquí es de amor/odio/sustos, vivo asustada con ella. No sé la de veces que por requete guardarla como “oro en paño” la he perdido, bueno o me he dado el susto de que la había perdido porque estaba tan bien guardada que no la encontraba. TIP va a ser necesario que te aprendas tu número de la SS como si fuera tu DNI, te lo preguntarán en muchos momentos, la mayoría de las veces como una segunda forma de verificar tu identidad, sobre todo los 4 últimos dígitos.


Segunda tarea importante, abrirte una cuenta bancaria. Yo empecé con Wells Fargo, ya que tenía allí mi cuenta hace años y a día de hoy sigo con la misma. Existen otras grandes sucursales como Bank of America, US Bank… No puedo hablar para comparar, yo he tenido muy buenas experiencias con WF y ahí sigo. Una cosa con la que estoy muy contenta aquí y que agradezco es la ciberseguridad de los bancos, altamente confiable. En cuanto hay una operación que no se considera “regular” en tu cuenta, el banco te avisa y pregunta por confirmación antes de llevar a cabo la transacción. He tenido varias ocasiones en las que he sufrido fraude, y con una llamada telefónica, el banco siempre me ha devuelto la cantidad sustraída en el instante en el que yo he informado, sin necesidad de una segunda verificación. Creen al cliente y la atención es rápida y eficaz. Últimamente no tanto, pero me han copiado varias veces la tarjeta de débito y usado mi identidad electrónica para hacer compras. TIP CUIDADO DONDE USAS TUS TARJETAS, puede que en el lector haya un sistema de copia, desconfía de según qué gasolineras, bares, 7 eleven y tiendas parecidas…. hasta han encontrado copiadores de tarjetas en los propios ATM (cajeros de entidades bancarias) así que “Watch out!


Otra de las tareas cruciales los primeros días sería adquirir “un celular”, como dicen aquí. Puedes usar tu teléfono español con una tarifa roaming si quieres. Yo tengo dos teléfonos, uno español y uno americano. Me gusta tener un número de aquí ya que es bastante útil en según qué ocasiones.

¿Precios? Lo mismo que en España, diferentes compañías, diferentes ofertas, existen ofertas a grupos, paquetes con internet…Actualmente yo tengo mi cuenta con T Mobile, tarjeta mensual 25$, cubre mis necesidades de sobra con 5 Ggs de datos, en el trabajo y en casa utilizo siempre WIFI.

En España sigo también conservando mi número de Orange con tarjeta, sólo tengo que asegurarme de que cada 6 meses hay un mínimo ingreso de saldo.


Algo que a mí me parece curioso respecto al teléfono de aquí, es que como hay tanto movimiento de gente, y altas y bajas de contratos, es probable que obtengas un número que perteneció antes a otra persona o empresa (como me pasó a mí), y los primeros meses puede que recibas llamadas o comunicaciones que iban dirigidos al anterior dueño de tu terminal. A los pocos meses de inactividad de un número, se le da de baja en el sistema y se recicla automáticamente para otra persona.


Por último, añadiré como importante a dejar resuelto los primeros días, tu seguro médico. Por suerte, yo no me tuve que preocupar mucho al principio, porque primero, al venir con el programa PPVV y ser funcionaria en España, Muface internacional me cubre casi todo. Segundo, porque suelo gozar de buena salud y creo que en los 5 años que he vivido aquí sólo he ido dos veces al médico, pero es conveniente tener resuelto, o al menos claro, cúal va a ser tu seguro sanitario aquí, qué proveedores están a tu disposición y que números-información van a pedirte cuando vas al hospital. Es muy común, y he oído a varios compañeros contar muchas historias o malas experiencias que han tenido, si la entidad médica no tiene claro cúal es tu aseguradora o tus datos de pago no están claros, no te atienden, aunque estés visiblemente delante de ellos en la necesidad de ser atendido. Asegúrate de que tu seguro va a cubrirte lo básico, y que en caso de que tengas un accidente, también cubrirá tu traslado al hospital. Estados Unidos carece de sistema sanitario público y puede pasarte factura cualquier percance que tengas por pequeño que sea si no cuentas con un seguro. He oído cifras prohibitivas, por ejemplo, que se han tenido que pagar por una ambulancia que te lleve al hospital, o por una simple operación de apendicitis de urgencia. Cuidado.


Una vez resuelto: SS, banco, teléfono, y seguro médico, ya podemos concentrarnos en lo siguiente (por ejemplo véase casa “Home sweet home” y coche “El caballito de San Fernando”).


El principio puede ser abrumador. Hay que priorizar tareas y enfocarse cada día en una de ellas exclusivamente, sin hacer caso al resto para no agobiarse. A todo se llega, y si no TIP PIDE AYUDA Una de las claves para sobrevivir en esos días de fatiga mental es pedir ayuda a otros. Aunque en ese momento esos “otros” sean todavía desconocidos para ti.





Comments


bottom of page