top of page

INTERESTING FACTS ABOUT SCHOOL

Updated: Nov 16, 2022

Levantarte cada día para ir a la escuela aquí, no es lo mismo que en España. Las horas de dedicación, tareas y alumnado difieren mucho de lo que estamos acostumbrados en nuestro país. Pero no es sólo eso lo que aprendes o experimentas cuando estás aquí.


Echando mano del recuerdo, voy a enumerar una serie de aspectos laborales que me chocaban mucho en mis inicios cuando recién llegué. Me encanta recordar esa sensación diaria de sorpresa e incredulidad que me generaban ciertas situaciones. Miro atrás y pienso “¡cuánto he disfrutado con esas pequeñas cosas!”

Con el tiempo y la adaptación es cierto que se va apagando el gusanillo del descubrimiento, pero ganas esa maleabilidad y capacidad de resistencia, que te hacen ser “perro viejo”. Nada que por mal no venga.


Ahí voy, con el listado de cosas que me provocaba mi levantamiento de cejas instantáneo en mis comienzos:


  • El Himno en las mañanas. Todas las mañanas antes de empezar la instrucción diaria, por la megafonía del colegio o bien algún alumno o el director lee el himno a la bandera de Estados Unidos y a la de Texas. En cada una de las clases todos nos ponemos de pie y seguimos el ritual con la máxima rigurosidad. Mano en el corazón.


  • Móvil y mail. Aparte de tener teléfono en el aula(de lo que hablo en otro de mis posts), se espera que estés disponible también con tu móvil en todo momento, en la aplicación de “teams”(chat interno laboral) y además, que mires el mail de vez en cuando durante el día. Comunicaciones importantes, a las que debes estar atento llegan tanto por una vía como por otra. La excusa de que no lo has podido consultar en todo el día porque “estabas ocupado dando clase”, no vale. Es tu obligación hacerlo, aunque sea en tu momento de ir al baño.


  • La dirección del centro, o administración como la llaman aquí, Principal y Assistant Principal, son tus jefes. La relación que tienes con ellos no es como en España, no son compañeros y no hay “colegueo”. Sentirte como un niño, muchas veces vigilado y reprendido por ellos es algo muy habitual. Desde luego, eso no quiere decir que no puedas comentar cualquier inquietud a tu líder, o tu desacuerdo en según qué decisiones, aunque no es lo normal; recuerda, la última palabra para todo la tienen ellos, no tú. Verás que en las reuniones de profesores muy pocas veces la gente habla y dice lo que realmente piensa o les contradice. Se siente como una nube de hipermegarespeto-miedo, en ocasiones la gente no dice abiertamente lo que piensa por miedo a “represalias” (a que luego les vigilen más, sean más meticulosos con ellos o les tilden de “quejicas o mal trabajadores”).


  • Reuniones de profesores tipo claustro son muy frecuentes. Al menos, en las escuelas que he estado, ha habido una por semana.


  • Los viernes por la mañana se comienza con una Assembly para todos los alumnos del colegio juntos. Nos reunimos en los gimnasios, cafeterías o en el patio recreo y normalmente el equipo directivo, con micrófono en mano, da un speech al alumnado del tipo que sea dependiendo de las fechas. Decimos el himno todos juntos, y hay veces que también se festeja algo, se felicita a los niños que han cumplido años esa semana, o se da la enhorabuena a los que han obtenido buenos resultados, así como a los elegidos “estudiante del mes”.


Bulletin board a la entrada del centro donde periódicamente se presentan a los estudiantes del mes.

  • Specials. Las asignaturas de Arte, Música y Educación Física se consideran ¨Specials¨, las imparten maestros especializados y el sistema es rotativo, todos los días los niños asisten al aula de una de ellas por 45 minutos. Ese es el momento de “planning” para el tutor. Todos los días disfrutamos de 45 min para poder hacer nuestras lesson plan, ir a hacer fotocopias o tener reuniones o entrevistas con los padres. Siempre dentro de horario escolar.


  • Los colegios parecen grandes papelerías. Eso me encanta, ¡me flipa literalmente! Puedes encontrar cualquier cosa que se te ocurra que facilita la vida a un maestro en su instrucción. Impresionante. Mis artículos favoritos son los post-it tamaño gigante (para hacer anchor charts), y las pequeñas pizarras velleda para jugar con los niños, dan miles de oportunidades de convertir en cualquier cosa del aula en juego.


  • Simulacros. Cada semana se practica un tipo de simulacro: incendios, lock down(encerrarse y esconderse por la clase con los niños por si un tipo armado entra en la escuela), secure (ponerse a cubierto y encerrarse en la escuela por si hay algún tipo de amenaza en el barrio donde está la escuela, tipo tiroteo o amenaza de bomba-terrorista), shelter (en caso de tornado, por ejemplo, poner a los niños en los pasillos del edificio sentados contra la pared con la cabeza entre las piernas), hold, y la lista sigue… Me resultaba muy escalofriante al principio. Me parecía que estábamos sembrando las semillas del miedo a los niños desde muy pequeños. Me resultaba incluso doloroso y dañino explicarles por qué teníamos que practicar el escondernos en la escuela. Ahora ya me he acostumbrado, no sé si afortunada o desafortunadamente.


  • Cantidad de gente variopinta que entra en clase. A las clases pueden entrar en cualquier momento padres, administración, gente del distrito, la señora de la limpieza, el conserje, las monitoras del comedor… ya sea porque tienen un cometido, porque quieren ayudarte o simplemente a observarte. Y está permitido, y no tienen por qué haber avisado con antelación. Se espera que continúes tu instrucción como si fueran invisibles, al final, os aseguro que acabas haciéndolo.


  • Counsellor. Es una figura un poco controvertida en mi opinión. Polémica, porque es una orientadora pero no diagnostica, es un soporte emocional pero no es psicóloga, es una maestra que se ha certificado o especializado en temas socio-emocionales y viene una vez cada 15 días a dar una lección a los alumnos. También se suele encargar de los estudiantes que tienen mal comportamiento y que son enviados a dirección. La controversia para mí viene porque siempre he pensado que los contenidos socio-emocionales del currículum son transversales, y debe trabajarlos siempre cualquier profesor en el aula en el momento que se dé el caso. Por otro lado, admito que nunca está de más contar con esta figura en el centro. Si de verdad es una persona válida, marca unaa diferencia.


  • Recoger y poner tu clase a ppio y fin de año. Esto es lo que más pereza da, sobre todo al principio de curso. Aquí las clases son museos, directamente. Todas las paredes, muebles y rincones del aula están llenos de muestras del trabajo de los alumnos o posters informativos o trabajos manuales. Lo malo es que al final de curso hay que barrer con todo, y digo TODO porque hay que hasta deshacerse o mover los muebles para que durante el verano se haga una limpieza exhaustiva del salón, incluidas las paredes. Con lo cual, esto implica que aunque al curso siguiente estés en la misma clase impartiendo el mismo curso, tienes que volver a poner todo otra vez. Es una tarea que cuesta días y que tiene que estar terminada antes de que los niños comiencen el año escolar.


Si estás pensando en venir a Estados Unidos a trabajar como profesor, no serán sólo éstos los aspectos que llamarán tu atención. Hay otros muchos que merecen y a los que he dedicado una entrada de blog particular. Te invito a seguir leyendo, por ejemplo, la evaluación del profesorado, metodologías utilizadas en el aula, o sistemas de control de comportamiento del alumnado.


Aunque pareza a simple vista algo abrumador, tengo que decir, que pasado el tiempo de adaptación (primer año), mentalmente te acostumbras a la dinámica . Tranquilos, a todo nos adaptamos. TIP Si vienes a trabajar de PPVV a EEUU, piensa que tu trabajo es tu pasaporte para vivir otras experiencias aquí, intenta establecer un work/life balance que te permita descansar, y disfruta de las cosas buenas que tiene este sistema.


コメント


bottom of page