top of page

HOME SWEET HOME

Updated: Oct 22, 2022

“Oh my god, my god, where should I start!?”


La necesidad de encontrar tu lugar propio o de verte en un sitio definitivo, y no en un hotel, es un paso importante a la hora de sentirse establecido en el nuevo país donde has ido a vivir.


Aquí, en ciudades grandes no suele alquilarse de particular a particular como estamos acostumbrados en España. Normalmente lo que se llaman “condominios”(urbanizaciones de apartamentos de alquiler), tienen una agencia propia que se encarga de su gestión y mantenimiento. Lo más frecuente es que la agencia tenga su oficina física al principio de la urbanización Allí te reciben y te informan de todo lo que necesitas conocer, tanto si eres residente del condominio, como si estás interesado en serlo. TIP En los comienzos un “locator” puede ayudarte a encontrar el lugar ideal para vivir. Esta persona es quien tiene en cuenta tus necesidades, lugar de trabajo y presupuesto, y te ayuda a buscar tu vivienda idónea.. Los “locator” pertenecen a agencias que se dedican a buscar piso a particulares y que no cobran por el servicio a su cliente. Ellos tienen acuerdos con las oficinas de los condominios y cobran su parte de beneficio a las mismas cuando les encuentran nuevos inquilinos.

Para nosotros que llegamos de otro país y que no conocemos la ciudad, aparte de que no tenemos coche en esos primeros días, un “locator” supone una gran ayuda.


Aún con todo, recuerdo la primera semana de búsqueda de piso muy cansada, hubo días de no comer hasta las 7 de la tarde, que era cuando parábamos de patearnos la ciudad con la “locator”. Lo bueno que ella nos llevaba a todos sitios y nos enseñaba exactamente lo que buscábamos.

Individualmente, además hay que hacer un cambio de chip, sobre todo para situarte en el campo de precios actual y del lugar. Por ejemplo, yo ahora pago 1500 dólares por un apartamento 2bed/2bath (2 habitaciones y dos baños), sin amueblar, en las afueras de la ciudad, y se considera ¡¡¡un chollo!!!


Aspectos guays de las casas-apartamentos aquí:


  • Tenemos piscinas y jacuzzis en la urbanización (a los que podemos ir desde marzo hasta noviembre porque hace buen tiempo).

  • Incluye gym comunitario. Dependiendo de la urbanización están más o menos completos, son más o menos grandes.

  • Me encantan los “walking closet”. Los armarios de ropa son habitaciones/vestidores.

  • Servicio de mantenimiento. No tengo que pagar extra si algo se estropea o se rompe. Simplemente voy a la oficina y pido que vengan a arreglarlo; los de mantenimiento entran en casa cuando tú estás trabajando para no molestarte, eso ¡me encanta! Volver de trabajar y ver que ya está arreglado lo que necesitaba.

  • Tenemos “dog park” , esto no es tan común.





Aspectos no tan guays:


  • cuando firmas el contrato de alquiler es peor que un matrimonio. Primero para poder optar a ello tienes que hacer una solicitud que cuesta dinero (entre los 100-200$). Con esa solicitud, la agencia estudia tu caso, tus ingresos fundamentalmente, y te responde si eres “elegible” o no para poder vivir en el condominio. Puede pasar que pagues y que luego te rechacen. El dinero de la “Application fee”, nunca te lo devuelven, pase lo que pase.

  • El precio del alquiler depende de los meses por los que firmes, si es de 10 meses, será más caro que si firmas por 12. Romper el contrato cuesta muuuuucho dinero, así que cuando lo firmas, más te vale que estés medianamente seguro de lo que estás haciendo. Hay gente que si tiene que irse antes, en vez de romperlo, hace ‘sublease’ (realquilarlo) a otras personas. Bueno… eso conlleva sus riesgos, yo particularmente no me atrevería, ya que el contrato siempre estará a tu nombre, y si algo pasa tú serás el primer y único responsable del problema.

  • También el primer mes pagas el “Deposit fee”, la fianza española. Esta fianza nunca la devuelven, siempre ponen la excusa cuando te vas de que la utilizan para hacer la limpieza del apartamento, y más si tienes mascotas. Por cierto las mascotas suelen subir el precio del alquiler también, se paga por mascota. En mi apartamento creo que se pagan 50$ al mes añadidos a tu renta.

  • Por regla general, los apartamentos están sin amueblar. Para mi vida nómada, una p…. , pero siempre puedes usar Wallapop o incluso facebook para encontrar buenas oportunidades de muebles.

  • Si quieres tener lavadora y secadora en el apartamento, tienes que pagar un coste adicional por alquilar los aparatos. Si no, hay cuartos de lavandería en los complejos donde puedes hacer tu colada por unos 1,50$ aprox.


En estos años he vivido en 4 condominios diferentes, unos mejores y otros peores. Y la verdad, tengo que decir que no ha habido una correlación calidad-precio.


Actualmente podría decirse que estoy en uno de calidad media, con acceso a un parque en el que puedo hacer senderismo y encontrarme con todo tipo de animales (bobcats, armadillos, zarigüeyas, ciervos, mapaches, coyotes y hasta jabalíes!!!). A 5 min en coche de un área comercial llamada Domain, donde hay discotecas, restaurantes, cines, tiendas… y a 5 min en coche de la parada del tranvía que me puede llevar a Downtown. Estoy relativamente bien situada, aunque a las afueras. El apartamento es grande, con chimenea, balcón, dos baños, dos habitaciones… pero el servicio de mantenimiento no es tan bueno como en otros condominios en los que he estado, y creedme que esto se hace necesario.


Este post ha sido casi meramente informativo, ampliaré esta información con anécdotas en otro posterior. Os contaré qué divertido es alquilar una U-Haul sola, la paranoia de los vecinos, del vecindario, cuando me prohibieron tender, cómo suplí la ausencia de cortinas en mi primeros tiempos, o por qué es mejor siempre alquilar los pisos más altos, aunque tengas que subir escaleras!





Comments


bottom of page